Preguntas Frecuentes

Hola Nacho, podrías dar algún consejo sobre una buena higiene postural en el puesto de trabajo? Normalmente paso muchas horas sentada en la oficina delante del ordenador y suelo tener la zona lumbar muy cargada al cabo del día...Muchas gracias!
por silvia33

Hola Silvia! En relación a tu pregunta, comentar que en función del puesto de trabajo, los buenos hábitos a de higiene postural y ergonomía varían. En tu caso concreto, son aplicables las normas del estudiante, en relación con la estancia prolongada en una silla frente a una mesa de trabajo o delante de un ordenador.

Dado que el número de horas es prolongado, un buen consejo es buscar situaciones en las que te veas obligada a tener que levantarte y moverte, como por ejemplo ir al aseo repetidas veces para beber agua, o prepararte un café.

Buenas Nacho! Mi consulta es la siguiente: últimamente por las mañanas cuando me levanto siento molestias en la espalda, sabes a qué puede ser debido? Muchas gracias!
por julian28

Hola Julián! Sin poderte asegurar que ésta sea exclusivamente la causa, pero, ¿te has planteado la forma en que te incorporas de la cama por las mañanas? Es común -- a mi me ha sucedido en más de una ocasión, aunque trato de corregirlo siempre que me acuerdo ;) -- hacerlo flexionando el tronco hacia delante y hacia arriba. Este modo no es muy correcto, puesto que estamos forzando a la musculatura de la espalda, principalmente las lumbares, a un sobre-esfuerzo innecesario. La forma más correcta de levantarse es la siguiente:

  • Partimos de estar tumbados sobre el colchón boca arriba (posición de "decúbito supino".
  • Doblamos las piernas mediante una flexión de caderas y rodillas de los miembros inferiores.
  • Giramos el cuerpo hacia el lado de la capa por el que vamos a levantarnos giramos hacia el lado de la cama del que nos vamos a levantar, hasta que estemos tumbados de lado (posición de "decubito lateral"). Es importante que durante el volteo lateral giremos el tronco al mismo tiempo que las piernas, de modo que nuestro cuerpo sea todo un bloque).
  • Ahora sacamos los pies fuera de la cama. Para ello apoyamos nuestra mano libre sobre la cama, de modo que nos sirva de ayuda para incorporarnos. Es importante que nos incorporemos sin doblar nuestro tronco (imagina que la columna es un bloque rígido para que la espalda sufra lo menos posible hasta llegar a la posición de sentado)
  • Finalmente apoyamos los pies en el suelo, las manos sobre la cama, adelantamos un poco el tronco y nos ponemos de pie. Esto es todo! ;)

Así visto puede resultar un poco engorroso, sobre todo si nos levantamos con prisa por no llegar tarde y demás...pero con si ponemos un poco de empeño cada mañana, llegaremos a automatizar todos los movimientos descritos y notaremos como nuestra espalda lo agradece!